¿tiene fimosis mi bebe?

¿Qué es la fimosis? ¿La tiene mi bebé?

La fimosis es un estrechamiento de la abertura del prepucio (la piel que recubre el glande del pene).

Es importante aclarar que una gran mayoría de los bebés nacen con fimosis. Además, en el momento de nacer, el glande y el prepucio estan unidos por un tejido fino y fibroso. A esto se le llaman adherencias balano-prepuciales.

Ambas circunstancias hacen que en un bebé recién nacido sea muy difícil recoger la piel del prepucio y descubrir el glande. Se trata de una situación absolutamente común.

La circuncisión es una intervención quirúrgica en la que se elimina total o parcialmente la piel del prepucio.

Durante el desarrollo del niño, las adherencias y la fimosis van desapareciendo de forma natural y progresiva. A esto ayudan el propio desarrollo y crecimiento del pene, las erecciones espontáneas además de una secreción blanquecina producida por el pene y que actúa como un lubricante natural ayudando al desprendimiento.

Todo este proceso puede ser distinto de un niño a otro. Por lo general, a los 4 años más o menos el 80% de los niños pueden retirar el prepucio sin dificultades. Aquellos que a esta edad aún no lo han logrado totalmente, podrán hacerlo en los siguientes años, de forma que a los 16 años tan solo un 1% no podrá hacerlo.

Estamos ante un proceso absolutamente natural así que más prudente es no hacer nada. Tan solo debemos asegurar una higiene correcta con una suave retracción del prepucio, sin hacer fuerza.

Por tradición se recomendaba la retracción del prepucio de forma traumática (el famoso tirón) que además de ser dolorosísimo, muchas veces a generaba cicatrices que empeoraban la situación. Esta costumbre debe ser ya abandonada totalmente.

¿Es necesario una operación de fimosis?

En la actualidad la obligación o necesidad de intervenir quirúrgicamente a un niño de fimosis por motivos de salud, se limita a casos aislados. Solo se plantea en casos de fimosis muy serios que no se solucionarían de forma natural, por infecciones locales continuadas (balanitis) o malformaciones del sistema urinario causantes de infecciones.

Además desde hace unos años se usa un tratamiento alternativo a la cirugía y consiste en la aplicación continuada de una crema con corticoides durante algunas semanas aplicada localmente, esta dando muy buenos resultados.

Como siempre, os recomendamos que acudáis a vuestro pediatra para que os aconseje la mejor forma de proceder.

NOTA: Con información de la Asociación Española de Pediatría

¿Qué opinas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *