hacer deporte durante el embarazo es más que recomendable, pero sin pasarse ni obsesionarse con la extrema delgadez

La obsesión por estar delgada durante el embarazo

El aumento de peso durante el embarazo que se considera dentro de la media está más o menos en torno a los 12 o 18 kilogramos, evidentemente dependiendo de las circunstancias de cada mujer. Recuerda que cada embarazo es único. Dentro de este rango existen mujeres que ganan poco peso durante su embarazo, y eso no es ningún problema o síntoma de enfermedad siempre que el seguimiento médico del embarazo sea normal y la alimentación variada y saludable. Sin embargo, si estar delgada durante el embarazo se convierte en una obsesión, estamos ante un problema de salud.

A la anorexia durante el embarazo se la conoce como “pregorexia” y se da cuando para la madre lo único que importa es no engordar, pasando por encima de cualquier consideración de salud, incluyendo obviamente la de su bebé.

La obsesión por estar delgada durante el embarazo puede dar al traste con la salud de la embarazada y la de su bebé
¿Es saludable esta imagen estando embarazada?

La sociedad actual en la que vivimos nos somete a un culto al cuerpo a veces irreal,  y esta presión social ha llegado también como no podía ser de otra forma a las embarazadas, que influenciadas por los estímulos que reciben a través de Internet y los medios de comunicación han llegado a negar la transformación de imagen personal durante el embarazo y tienen pánico a engordar. Podríamos hablar de algunas derivadas como pueden ser la falta de ayudas a la conciliación, la imagen que la sociedad y los medios hacen del embarazo, la influencia de las famosas como modelos a seguir, etc.

En estudios que se han llevado a cabo en Europa, sobre todo en Reino Unido y Alemania, casi un 10% de las mujeres embarazadas mostraban síntomas con trastornos de la conducta sobre su alimentación, y el 25% estaban preocupadan por su peso y su imagen.

Seguir dietas de adelgazamiento durante la gestación esta contraindicado, no se recomienda en absoluto, ya que la mayoría de las dietas están diseñadas para que el cuerpo consuma su propia grasa como energía, y durante ese proceso de quemar grasa se producen toxinas como los cuerpos cetónicos, que pueden llegar a dañar el sistema nervioso del feto.

Ya hace tiempo que sabemos que una embarazada no tiene por qué comer por dos, ya que su propia naturaleza hace que extraiga más calorías de la comida, y conservar su energía extra sin tener que comer demás, pero por supuesto, sin pasar hambre durante el embarazo. Lo que siempre se recomienda, y huelga decir que todos los médicos coinciden en ello, es seguir unos hábitos de alimentación saludables, con una dieta equilibrada y saludable, siguiendo las recomendaciones médicas en todo momento.

Las consecuencias de la pregorexia son muy graves

La pregorexia es una amenaza grave para el embarazo, y tiene graves consecuencias para la embarazada y sobre todo, para el bebé. La mamá embarazada puede desarrollar anemia, descalcificación de los huesos, calvicie, y por supuesto, baja producción de leche materna durante la lactancia.

Los efectos para el bebé pueden llegar a ser más que graves. Si durante el primer trimestre de la gestación no consigue su aporte vitamínico básico el riesgo de sufrir alteraciones neuronales graves, como la espina bífida se multiplican. Aumenta también las posibilidades de sufrir un aborto espontáneo.

Durante los siguientes trimestres aumenta la posibilidad de parto prematuro, retraso en el crecimiento del feto, retraso mental o parálisis, malformaciones de todo tipo, e incluso la muerte.

Polémicas recientes sobre la silueta de las embarazadas

Recientemente las redes sociales se convertían en un hervidero de comentarios debido a la delgadez mostrada en Instagram por una modelo estadounidense, Sarah Stage. En sus fotos se puede ver cómo la modelo ha mantenido una rutina de ejercicios durante el embarazo, y eso y a una dieta y una genética determinada, ha hecho que muestre una silueta aparentemente muy delgada, para mostrarse en estado de gestación, como se hacían eco en múltiples publicaciones

Las dietas de adelgazamiento durante el embarazo son una auténtica locura, y están totalmente contraindicadas
¿Imagen saludable?

Por suerte, recientemente se ha hecho público que ha dado a luz a un bebé totalmente sano y fuerte. Lo que nos lleva a la siguiente reflexión: mantén una dieta equilibrada, y disfruta de tu embarazo y sus sensaciones. Lo más importante de nosotras no está en nuestra silueta.

¿Qué opinas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *